Este es un proyecto cancelado que no recibe actualizaciones. No obstante, puedes acceder a su archivo como referencia.

Versión Cero

El mercado del software chapucero

Todos los programadores se quejan de que no les dejan hacer un trabajo decente y de calidad ¿Qué razón de mercado existe para esto?

por Sergio Montoro Ten, 7 abril 09

Este mediodía almorcé con un amigo quien me comentaba su intención de montar una empresa de desarrollo de software especializada sólo en trabajos de calidad. Esto en realidad es el sueño de cualquier programador (que le dejen trabajar decentemente) sin embargo, yo traté de disuadirle de la idea explicándole, porqué, en mi opinión, no es económicamente viable montar un negocio de software de calidad.

Uno de los problemas del mercado del software es que su funcionamiento se asemeja mucho al modelo de información asimétrica para los automóviles de segunda mano de George A. Akerlof

La clave de este modelo reside en que existe una información que el vendedor tiene pero que el comprador desconoce. En la compra-venta de coches usados dicha información es cuales son los coches “buenos” y cuales son los “malos”) en el caso del software la información oculta es el esfuerzo real que se invertirá en dotar de calidad al proyecto.

Para simplificar, partamos de la hipótesis de que existen sólo dos clases de proyectos: los buenos y los malos. Los buenos proyectos, como más o menos estima Angel Medinilla, hay que cobrarlos como mínimo a 6.000€ por persona y mes para poder emplear mano de obra óptimamente cualificada y suficientemente bien retribuida para que esté motivada. Los malos proyectos se le cobran al cliente a razón de 3.000€ por mes persona, en ellos se emplea a personal junior mileurista dirigido por Minglanillas trabajando doce horas al día en sótanos sin ventanas, y, por consiguiente, siempre salen mal.

Teóricamente habría una oferta variada de proyectos buenos y malos y el cliente podría elegir entre ambos en base a su presupuesto. Pero en la práctica no es así.

Está claro que como los costes para el proveedor de un proyecto bueno son entre 4.000€ y 5.000€ por mes/persona, no se le pueden cobrar al cliente 3.000€. Así que todos los proyectos de 3.000€ por mes/persona serán malos con un 100% de probabilidad.

Pero ¿qué sucede con los proyectos de 6.000€ mes/persona? Pues que como el cliente no tiene ninguna forma fiable de saber si le están colocando un proyecto bueno o uno malo, el proveedor siente inmediatamente la tentación de aumentar su margen cobrando un proyecto como bueno y haciéndolo como malo.

El cliente más avispado puede exigir algunas cosas en su pliego de condiciones, como por ejemplo que se especifiquen los nombres y apellidos de todos los miembros del equipo, que no se subcontraten determinadas cosas, o que haya una lista desglosada de todas las tareas previstas especificando quién las hará, cuánto tardará y qué cobrará por ello.

Pero por muchas cláusulas draconianas que se le pongan al proveedor, la calidad de un proyecto de software depende antetodo y sobretodo de la calidad de los recursos humanos empleados. Además, muchas empresas proveedoras utilizan todo tipo de trucos y engañifas para venderle al cliente un proyecto malo como si fuera bueno. De hecho cuanto más grande y conocida es la empresa, mayor la probabilidad de que le den al cliente gato por liebre. Esto no es porque las empresas pequeñas sean intrínsecamente más honradas que las grandes, sino porque con una empresa pequeña es mucho más difícil hacer trampas. Para empezar hay menos recursos humanos que mover de un proyecto a otro, y, si los recursos humanos de la pequeña empresa son malos, esta no durará mucho en el mercado. Pero las empresas más grandes pueden permitirse una mayor rotación de consultores, y, adicionalmente, suelen vender a base de despliegues de fuegos artificiales, mostrando sus bonitas oficinas, sus certificaciones y su abultada cifra de negocio para distraer al cliente de lo esencial: quién hará realmente el trabajo.

El resultado final es que, aunque el cliente pague 6.000€ por mes/persona, tiene una buena probalidad de que le calcen un proyecto malo. Entonces ¿porqué pagar ningún proyecto como bueno?

Súmesele a este escenario el hecho de que en España, en general, los beneficios de la tecnología se valoran muy poco, y tiene tendencia a verse exclusivamente como un gasto necesario pero que hay que recortar siempre lo más posible. No hay cultura de compra, y se siguen contratando programadores al peso casi como el que compra kilos de papel.

¿Cual sería una posible solución al problema?
Si una empresa empezase a hacer proyectos buenos cobrándolos a alto precio y le salieran sistemáticamente bien, entonces se correría la voz, y gracias a su reputación adquirida le lloverían ofertas de trabajo ¿Cierto? No, falso.

1. En primer lugar la empresa de los proyectos buenos tendría que acumular un dilatado historial de éxitos consecutivos, lo cual es condenadamente difícil, porque, aunque un proyecto empieze saliendo bien, amenudo es el propio cliente quien lo destroza por intentar meter baza en lo que no debe, bien sea inmiscuyéndose en la gestión operativa sin tener ni puñetera idea de lo que hace, bien porque luchas políticas fratricidas lo arruinan todo en una guerra de destrucción mútua o, simplemente, porque a la empresa cliente se le acaba la gasolina presupuestaria para pagar al equipo de programadores buenos.

2. En segundo lugar, la empresa de los proyectos buenos se enfrentará a grandes tensiones de tesorería cuando haya vacas flacas en el mercado. Dado que la mano de obra cualificada es extremadamente costosa de mantener, si la empresa no la mantiene permanentemente ocupada quemará rápidamente dinero. Pero si despide a los programadores buenos, entonces tendrá grandes dificultades para volverlos a contratar cuando los necesite, pues, por definición, la materia gris de alto cociente intelectual es un recurso escaso.

3. En tercer lugar, probablemente a la empresa de los proyectos buenos la aplastarían en el mismo momento en que los tiburones del sector se percatasen de que andan haciendo un pingüe negocio. Y si no pueden aplastarla, la acabarían comprando, lo que a la postre es lo mismo, pero inmediatamente usarían su reputación adquiridad para volver a vender proyectos malos. Este “no es pais para viejos…”

Artículo relacionado: Burro (o consultor) grande, ande o no

Comentarios
1 Joserra
7 abril 2009, 22:50

Vaya, pues sí que lo pintas negro…
Pero no coincido contigo completamente. Creo que se pueden hacer bien las cosas, al menos a veces :) Hay una relación clave: cliente-proveedor. Debemos conseguir que se base en la confianza, y para ello, muchas veces nosotros mismos ponemos trabas por que no somos transparentes.

transparencia -> confianza -> +transparencia

Hay conseguir que se cree una cultura de lo que supone un desarrollo informático. Posiblemente las metodologías ágiles deberían ayudarnos en esto, poco a poco…

No sé, pienso que esa situación mejorará según se empiece a valorar nuestro trabajo. No solo nuestro precio.


2 Sergio Montoro Ten
7 abril 2009, 22:56

En esta vida la voluntad humana lo es todo.

Había gente que pensaba que no se podía llegar a la Luna (los hay que siguen sin creerlo).
O que “demostró” que el planeta no disponía de suficientes recursos para soportar el incremento de la población en el siglo XX.


3 Alfredo
8 abril 2009, 00:21

No es lo mismo una empresa que crea productos que una que desarrolla proyectos. En los productos es mucho más importante la calidad. En los proyectos muchas veces se trata de hacer lo mínimo para que te paguen independientemente de la calidad de los recursos humanos. Aunque por supuesto cuanto mejores sean los programadores antes alcanzarán ese mínimo y se podrán dedicar a otra cosa.

Si quieres crear software de calidad dedícate a crear productos que se puedan vender a nivel mundial.

Los programadores buenos cuestan casi lo mismo que los malos, aunque puedan rendir 10 o 20 veces más. Pero la calidad del software no depende solo de la calidad de los recursos humanos sino también de como se utilicen. Si tienes un buen equipo de programadores pero su número es insuficiente y además trabajan en varios proyectos al mismo tiempo, entonces la calidad cae pero la rentabilidad es probable que suba.

Las empresas pequeñas también engañan haciendote pensar que dedican más recursos a tu proyecto de los que realmente dedican, pero por lo menos suelen tener mucho más cuidado a la hora de seleccionar personal, por que si una gran consultora contrata a un inútil más no pasa nada, pero a una empresa pequeña le hace mucho daño y lo ponen en la calle enseguida.

Las empresas grandes tienen la ventaja de que pueden movilizar muchos recursos en poco tiempo, pero para proyectos pequeños lo tienen difícil para competir en precio con las empresas pequeñas por que tienen costes fijos mucho más altos.

Un solo cliente contento ya es suficiente para que empiece el boca a boca, pero el cliente pocas veces es capaz de evaluar la relación calidad coste de lo que recibe. Y eso cuando no está sobornado, que esa es otra.

Por último: si te compran el chiringuito a buen precio vaya si es rentable el negocio.


4 Kartones
8 abril 2009, 13:52

En empresas pequeñas también se intenta dar gato por liebre… Te comento dos ejemplos que he visto ya varias veces:

a) Empresa pequeña (o relativamente pequeña) con buen renombre. Comienza a decaer en calidad, pero aprovecha el buen renombre para vender peores desarrollos o consultores al mismo o mayor precio.
b) Empresa pequeña 100% cárnica (de esas que tu jefe es un FAX), que “cuela” consultores de bajo nivel en grandes clientes “tontos”. No porque sean clientes tontos en sí, sino porque no se preocupan en buscar gente propia y subcontratan. Además si el cliente es grande pueden ser precios de escándalo por perfiles de completos inútiles.

El caso a) termina cayendo por su propio peso, quizás no del todo pero si terminan perdiendo esa buena fama.
El caso b) por desgracia debe de “funcionar” mejor… pero en parte ahi es la culpa del cliente por no preocuparse en que no les den gato por liebre en cuanto a la calidad de consultores o soluciones.


5 Manuel Rubio
8 abril 2009, 15:14

Coincido contigo en que hay muchas consultoras y “fábricas” de software que dan gato por liebre en lo que respecta al desarrollo de software a medida.

La mayoría de consultoras de Madrid (he visto bastantes) suelen contratar a gente que no conocen de nada y lo colocan en proyectos que acaban de contratar, en equipos recién formados… y los venden con equipos de gran trayectoria y exitosos :-D

Yo tengo la suerte de estar en un equipo fijo de una empresa de telecomunicaciones, como director de proyectos pude seleccionar a la gente de mi equipo y con el uso de metodologías ágiles, ya no ha hecho falta hacer tantas subcontratas :) … cuantas menos incidencias haya en mantenimiento, más desarrollos nuevos se pueden abarcar ;)


6 Sergio Montoro Ten
8 abril 2009, 19:04

Los modelos (como el que se expone en el artículo) son sólo simplificaciones extremas de las cosas donde se pierden inevitablemente un gran número de detalles relevantes y casos particulares.

+1 en lo de contratar a gente que no se conoce de nada para enviala al primer proyecto que surje y gestionarla “por fax”.


7 Alfredo
9 abril 2009, 12:17

Pues los argumentos por los que dices que no sería viable crear software de calidad son muy pero que muy flojos.


8 David
11 abril 2009, 00:25

Es muy triste que en España, en efecto, la cosa sea así, pero me parece que en otros países, por ejemplo EEUU, Inglaterra, Holanda, etc.. la cosa cambia bastante. ¿Hay alguien que tenga experiencia sobre este tema en otros países?


9 Idue
13 abril 2009, 16:20

Es cierto, que como dicen muchas de las réplicas y comentarios a tu post, “todo” influye: que si la coyuntura, que las economías de escala, que los salarios… pero centrándonos en lo importante, lo llamativo de lo que has escrito, al menos para mí, ha sido la constatación de que sistemáticamente, el sector servicios se precipita hacia la mediocridad en el trabajo. Y da exactamente igual el subsector: yo conozco el de la ingeniería, el de la consultoría, el de la asesoría: Todos ellos buscan una rentabilidad a base de entregar lo mínimo y a ramplonear, y forzar incluso al empleado a hacerlo así. Entonces surge una serie de empresas “auxiliares” que tendrían menos sentido proporcionando servicios de calidad: Auditoras, Acreditadoras, certificadoras, control de calidad, control técnico, OCTs, Aseguradoras, Oficinas de gestión de proyectos, control de proyecto, control de ejecución, evaluación… aparte de esos gastos, se burocratiza el trabajo de gestión de un proyecto en lo que no va dirigido a la “produción”, llegando a superarlo, y nosotros tomarlo como algo natural, casi incuestionable.


10 Alfredo
13 abril 2009, 18:41

Idue, lo que yo también he visto es que las auditorías y las certificaciones muchas veces son solo un paripé y no contribuyen en nada a mejorar la calidad.


11 Idue
13 abril 2009, 22:56

Pues eso quiero decir, Alfredo; Eso mismo, ahí está el truco… otro servicio mediocre. Tienes toda la razón.
Con un ejemplo; yo quiero vivir en una casa que no se caiga porque está bien edificada, no porque tenga el seguro decenal, y los otros 200 papeles “salvaculos” (con perdón por la grosería) que lo avalan.
Hay un término que suelen usarlo sobre todo (creo) en empresas de programación, que buscan rentabilidad en algo llamado “reutilización”, que debe ser algo así como meter con calzador lo mismo, con otro diseño, quizás… Seguro que hay una diferencia entre el know-how por un lado, y el mismo perro con distinto collar, por otro. Pero claro, si como dijo (muy agudamente) otro comentario, el objetivo de todo es dar el pelotazo…


12 Alfredo
14 abril 2009, 19:11

¿Y que pensais del papel que juegan la corrupcion y las comisiones?

Normalmente los gerentes intentan que los desarrolladodes no tengan ni idea del presupuesto del proyecto. En algún proyecto me enteré del presupuesto final y alguno superaba ampliamente los 30000€ por desarrollador y mes, pero por supuesto casi todo el dinero se iba en comisiones y el margen de beneficio de la subcontratación.

Muchas veces los directivos de las empresas se dedican a estafar a los accionistas y las TIC son un buen medio porque es muy difícil que los accionistas sepan cuanto valen realmente las cosas.

Si el jefe del departamento de informática está bien untado por la consultora está claro que no va a ser muy exigente con la calidad final y la relación calidad/precio porque él es una parte principal del problema. Y eso cuando los sobornos no llegan más arriba.

Así se explica que cojan a un montón de gente que no tiene ni idea sin preguntarles nada y les paguen 1000€ mientras facturan como poco 6000€ por ellos. En medio del grupo meten a unos pocos desarrolladores de confianza que son los que a duras penas hacen el trabajo.

Yo he visto cosas escandalosas como cobrar 600.000€ por una web de mierda y llenar las oficinas de jugadores de buscaminas impecablemente vestidos.


13 Sergio Montoro Ten
15 abril 2009, 00:38

Hasta donde yo sé, España es un pais sólo moderadamente corrupto.

Según el Índice de percepción de corrupción somos uno de los paises desarrollados más corruptos.

En informática lo peor que yo he vivido son los intermediarios piratones que a ti te pagan X y al cliente le cobran 2X o hasta 3X sin aportar ningún valor en el proceso.

El cliente se pasa el día quejándose de que paga un pastizal y no tiene el nivel de servicio que necesita. Y tu te pasas el día cabreado porque cobras una miseria.


14 Alfredo
15 abril 2009, 12:45

¿Y como crees que los intermediarios piratones consiguen seguir en su sitio?

Los clientes normalmente no se chupan el dedo y si mantienen a proveedores muy caros que dan mal servicio lo normal es que haya algo por detrás.

Yo he visto muchos casos en los que los vínculos entre intermediarios piratones y directivos de las grandes consultoras eran evidentes.

Si soy directivo de una gran consultora y monto una chacinería informática y le empiezo a subcontratar un montón de cosas a precios por encima del mercado gastando lo mínimo, pues está claro que voy a hacer un buen negocio. Aunque esto no es nada nuevo, se ha hecho siempre en las grandes empresas.

En las PYMES es mucho más difícil porque la propiedad y la administración suele coincidir en las mismas personas.


15 Sergio Montoro Ten
15 abril 2009, 21:29

No es imprescindible que el charcutero intermediario soborne al cliente.
A veces simplemente el piratón gana un concurso o una cuenta, a pérdida al principio, y luego amortiza la inversión cuando tiene el cliente más o menos pillado.
En otras ocasiones es simplemente que el intermediario es colega del cliente. De ir juntos a la facultad y esas cosas…


16 Albino
18 abril 2009, 00:30

Hola desde Argentina.
La verdad es que veo las cifras que manejan y me doy cuenta que realmente somos (en argentina) mano de obra re barata, y aqui tambien hay piratones, charcuteros , etc, jaja, pero tambien mano de obra calificada por el mismo precio.
Vean como se financian (desde el gobierno) los proyectos : http://www.agencia.mincyt.gov.ar/spip.php?article863 , y tengan en cuenta que aqui: 1 euro = 5 pesos


17 David
18 abril 2009, 12:44

Algo de culpa también la tienen los clientes, deberían de guiarse por los éxitos y resultados previos de una empresa y no de su nombre. La fórmula de negocio de estas cárnicas de renombre es lo que se había dicho antes: 10.000€ X persona/año. Y en esta ecuación la persona es sólo una constante, no importa el valor que aporte ni lo productiva que sea, sólo importa que esa persona esté y le pueda entregar el curriculum al cliente a la hora de hacer la oferta.


18 Andrés Mauricio
22 abril 2009, 12:31

David, pienso que las empresas no deberian guiarse tampoco por los supuestos casos de exito, ya varias veces lo he visto tanto en el papel de consultor como en el papel de ingeniero de la empresa que compra, y claro el proveedor viene y muestra unos casos de implementación de sus productos de software lo más de bonitos y exitosos en algunas grandes empresas, pero cuando tu vas a implementarlo despues de haber pagado la millonada, te das cuenta que quien realmente tiene que absorver la carga de las adecuaciones es el departamento de sistemas e informatica, porque despues de pagado, como lo hechas para atras, un gerente de empresa que no tiene ni idea de software solo le interesa mantener andando su negocio, y pues si compra y paga una millonada, que se vea funcionar! hagalo funcionar, y pues despues de mucho joderte con las adaptaciónes resulta siendo otro aporte para caso de exito, sin que claro, mencionen que fue una total odisea tanto la implemtacion como los sobrecostos.

saludos desde Colombia.


19 Alfredo
23 abril 2009, 18:05

Totalmente de acuerdo con Andrés. Muchas veces te venden como casos de éxito implantaciones que han sido muy problemáticas. Lo mejor es el boca a boca con gente de confianza, y aun así tampoco te puedes fiar mucho.


Acerca - Contacto - Información legal y técnica - Condiciones de uso - Noticias sobre el mundo del Desarrollo de Software.